Alimentación para una rotura de fibras: esto es lo que debes comer

0
1895

Durante la recuperación muscular, las necesidades de proteína y energía aumentan y el metabolismo se ve alterado. Para el dolor muscular, la lesión menos severa, las necesidades de energía y proteína aumentan hasta 48 horas post-lesión. Adicionalmente, la oxidación de la grasa se incrementa y la sensibilidad a la insulina disminuye. Para las lesiones más agudas tales como en el tejido suave y el músculo esquelético, la frecuencia metabólica basal (FMB) puede estar incrementada en un 32% hasta tres semanas. Además, los atletas altamente entrenados con frecuencia continúan un programa de entrenamiento alternativo, el cual podría crear un balance de nitrógeno negativo y aumentar las necesidades de proteínas en la dieta. Las recomendaciones para las proteínas son 1.2-1.8/kg de peso corporal para atletas y aquellos en recuperación.

Una alimentación en la que se consuma un segundo plato (carne o pescado) y en la que en los postres y en el desayuno se incorporen alimentos lácteos suele cumplir con las recomendaciones necesarias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.