Montar una oficina en casa: 7 consejos para su éxito

oficina en casa
trabajar desde casa

Trasladar el espacio de trabajo a casa en una verdadera oficina en casa con también sillas ergonómicas y más mobiliario es de las opciones que más se están dando en los últimos meses debido a las circunstancias sanitarias en las que nos encontramos. Para trabajar de forma cómoda, lo ideal es montar una oficina, una tarea sencilla si se siguen ciertos pasos.

El teletrabajo, probablemente, haya llegado a nuestras vidas para quedarse, sobre todo, para aquellos puestos de trabajo que puedan realizarse desde casa.

Elegir una zona independiente del hogar y dedicarla a las tareas profesionales es esencial. El tamaño escogido para la misma dependerá de la amplitud de la casa. Cuando decidas cuál será la estancia, tendrás que acondicionarla y convertirla en un espacio que sea tu nueva oficina, en el que tendrás mobiliario como sillas ergonómicas o un ordenador, por ejemplo. Si quieres saber qué debes tener en cuenta, ¡sigue leyendo!

1. Estancia independiente

Como hemos apuntado anteriormente, elegir una habitación aislada como el lugar en el que montes tu oficina en casa, te dará cierta independencia. Nos referimos a diferenciar el lugar de trabajo de las zonas de descanso y hacerlo teniendo unos horarios determinados. Elegir una habitación de la casa, en lugar de estancias comunes como pueden ser el salón o el comedor, te permitirá trabajar sin ruidos o interrupciones y concentrado. Elige un espacio que, independientemente de los metros cuadrados que tenga, te permita estar cómodo, con luz natural y ventilación.

2. Conexión Wi-Fi

Para desarrollar tu actividad laboral y poder comunicarte con el resto de compañeros o de clientes, necesitarás una conexión Wi-Fi. Asegúrate de que llega la suficiente cobertura a la estancia escogida como oficina y contrata una opción que te dé la suficiente rapidez para realizar un trabajo efectivo.

tu oficina en casa
No te olvides de una buena silla ergonómica cuando trabajes…

3. Luz natural y artificial

La luz adecuada es imprescindible para trabajar. Opta por un espacio que te permita aprovechar las horas de luz del sol y escoge una lámpara con una luz adecuada para el resto del día o de la noche, dependiendo de tu horario. Además, según tu tipo de trabajo, quizás tengas que optar por un flexo o por focos en el techo que puedas dirigir hacia varias zonas de la habitación.

4. Mesa amplia y sillas ergonómicas

Necesitarás una mesa lo suficientemente grande para colocar los diferentes dispositivos con los que trabajes. Busca una mesa que se adapte al espacio en el que deseas colocarla. Las encontrarás con diferentes formas, de esquina, rectangulares, con cajones u otros elementos externos.

Eso sí, escoge las que están indicadas como mesa de oficina. Para trabajar, no vale una mesa cualquiera, sino aquellas que están especialmente diseñadas para ello, ya que cuentan con las características más apropiadas para trabajar durante toda la jornada. Elige la más práctica para desarrollar tu actividad laboral y coloca en ella solo lo imprescindible.

Teletrabajo: un ejemplo de silla ergonómica

Además de la mesa, es importante disponer de una silla ergonómica en la que te sientes en una posición correcta durante la jornada. Esto es esencial para evitar dolencias y posibles lesiones musculares. Los trabajadores que más tiempo pasan sentados son aquellos que más acusan dolores de espalda, de cabeza o de piernas.

Para completar el espacio y que mantengas una postura correcta, es recomendable que cuentes también con un reposapiés y que la silla disponga de soporte lumbar, reposacabezas, altura regulable, reposabrazos regulables, asiento giratorio y tejido acolchado y transpirable.

5. El ordenador en tu oficina en casa

Para montar tu oficina en casa necesitarás diferentes dispositivos electrónicos, como un ordenador portátil o de mesa, un ratón, una alfombrilla, un teclado, una impresora, un escáner y un elevador que te permita colocar el ordenador a la altura de tu vista. ¿Cómo decidirte entre un ordenador portátil y uno de sobremesa? Muy sencillo.

Si tienes que salir habitualmente de casa a determinadas reuniones y estás obligado a llevarte tu ordenador, intenta escoger uno portátil que puedas mover siempre que lo necesites.

6. Mobiliario de almacenaje para tu teletrabajo

Es imprescindible que cuentes con mobiliario de almacenaje para disponer de un espacio de trabajo ordenado. Este tipo de muebles pueden ser estanterías, cajoneras, carpetas, archivadores, bandejas… Todo aquello que te permita organizar tus documentos y trabajar en un espacio en orden en el que encuentres fácilmente todo lo que necesitas.

7. Decoración y ambientación

La decoración y la ambientación del espacio que elijas, quizás no te parezca lo más importante, pero es cierto que te ayudará a darle personalidad al lugar y hacerlo tuyo. Escoge elementos que no te distraigan del trabajo en sí, como pueden ser un reloj de pared, una planta o algún cuadro vistoso. Deja toda la decoración con detalles como figuras para la estantería y no llenes la mesa de trabajo de objetos que lo único que harán serán robarte espacio.

Esto es todo lo que debes tener en cuenta para montar tu oficina en casa y comenzar a trabajar en tu nuevo espacio laboral de la manera más cómoda y confortable.