No tengo magnetismo natural: ¿cómo puedo entrenar mi carisma?

No es una cuestión de ‘sex-appeal’, pero sí de capacidad de atracción y don de gentes que algunos llevan incorporado en su ADN y otros, por fortuna, aprenden.

Hay quienes, como el flautista de Hamelín (esta vez no hablaremos ni de políticos ni de artistas), tienen el don de encantar a batallones de seres para que les sigan, y otros, sin embargo, por muy bien que toquen la flauta, no son capaces de atraer a su club de fans ni a su propia familia. ¿Por qué unos sí tienen esta chispa especial y otros no? Intrigados por resolver este enigma nos sumergimos en las pesquisas de qué es exactamente eso que hace que ciertas personas consigan fascinar a las masas. Es decir: por qué tienen carisma y en qué consiste.

“Antiguamente, era un término utilizado en el ámbito religioso para referirse a un don que Dios concedía a algunas personas en beneficio de la comunidad. Pero ahora, y en un sentido más amplio, se define como la capacidad que tienen algunos para atraer, fascinar, cautivar y causar buena sensación. Se trata de una conjugación de habilidades sociales y emocionales propias que hace que se pueda influir sobre los demás, despertando la admiración y estableciendo conexiones y vínculos”, explica Ana Millán, psicóloga y codirectora del gabinete Salto 51, especializado en psicología, coaching y desarrollo interior. Ahora bien: ¿de qué depende tenerlo o no tenerlo? Y el más difícil todavía: si no tengo carisma, ¿puedo hacer algo por conseguirlo?

Un toque diferente

El psicólogo William von Hippel, profesor de la Universidad de Queensland, en Australia, también quiso averiguar la razón que propiciaba la diferencia de ser carismático o no serlo, y sus estudios de campo revelaron que, por ejemplo, los que tenían más capacidad de atracción en los demás mostraban también una mayor rapidez mental como pensadores. No significaba ser más inteligente, más ingenioso o tener mejor sentido del humor, sino ser más rápidos a la hora de conectar ideas y responder con argumentos interesantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.