¿Cómo afecta la practica del running a los corredores? Evita las lesiones más frecuentes

El movimiento del pie mientras hace ‘running‘ presenta diferencias significativas respeto al acto de caminar. Entre ellas, por ejemplo, los tiempos en los que el pie está en contacto con el suelo disminuyen durante la práctica del ‘running’ —apenas llegan a ser de 0,2 segundos en cada zancada frente a los 0,3 segundos del ‘jogging’ y los 0,6 de un paseo normal—. Esta disminución del tiempo de apoyo con el suelo es característica en los ‘runners’, motivo por el cual las carreras se han llegado a definir como una sucesión de saltos —de hecho, existen fases del ciclo de la marcha en las que ningún pie contacta con el pavimento—.

Las diferencias registradas entre el caminar y el correr implican que las posibilidades de sufrir una lesión en el pie y en el tobillo del ‘runner’ sean mayores. A continuación, hacemos una breve descripción de las lesiones más habituales de los corredores conforme a las partes del pie que intervienen en la zancada.

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario