7 pasos para evitar que tu rutina de entrenamiento se esfume durante tus vacaciones

6.- Quien madruga…: Corre temprano, no se hable más. Si tu ruta de viaje está apretada, levántate pronto y deja los deberes hechos.

7.- De ruta y ¡tomando el sol! Si entre tus objetivos de verano se encuentra tomar el sol, cuando salgas a correr matarás dos pájaros de un tiro: harás deporte y sumarás vitamina D (ayuda al cuerpo a absorber el calcio y a tener unos huesos fuertes). Pero ojo, sí o sí ponte crema protectora, como si te bajaras a la playa.

Para terminar, también puedes hacer turismo apuntándote a una carrera. Recorrerás lugares que en modo turista puede que no harías. Imagina: Avenidas emblemáticas sin tráfico, cortadas exclusivamente para corredores ¿mereció la pena meter las zapatillas en la maleta?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.