¿ Cómo afecta el ejercicio a nuestro descanso nocturno?

Mucho se habla acerca de la relación entre el ejercicio físico y nuestro descanso nocturno, encontrando opiniones controvertidas al respecto y muchas veces, desaconsejando el entrenamiento en las últimas horas del día para descansar mejor, sin embargo, ¿es esto adecuado? ¿qué dice la ciencia al respecto?

Así como nuestro cuerpo necesita del descanso para rendir al máximo cuando realizamos ejercicio y al mismo tiempo, favorecer la recuperación, también el esfuerzo físico podría influir en nuestro sueño nocturno, favoreciendo o entorpeciendo el mismo. Os mostramos lo que las evidencias científicas indican:

Ejercicio: siempre a favor de un buen descanso

Durante el sueño nuestro cuerpo repara y crea nuevas estructuras, regula la temperatura corporal y equilibra el gasto energético, de allí que el ejercicio puede verse como una herramienta que incentive el sueño y el adecuado descanso nocturno.

Un estudio realizado con adultos mayores, comprobó que en comparación con las personas sedentarias, aquellos que iniciaron la práctica de ejercicio físico de intensidad moderada lograron una mejora considerable en la calidad y duración del sueño.

Deja un comentario