Vitaminas B y C

Ninguna vitamina sobra y todas, en su justa medida, son necesarias para encontrarnos bien llevando una dieta saludable. Las vitaminas son micronutrientes imprescindibles para que nuestro organismo pueda desarrollar los distintos procesos fisiológicos.

[pullquote]Si existe carencia de estas vitaminas, un buen rendimiento es impensable[/pullquote]Pero hay algunas que, por su función, resultan especialmente importantes cuando se realiza una actividad física medianamente intensa. El ácido ascórbico (vitamina C) y las vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9 y B12, entre otras) cumplen distintas funciones indispensables para el buen funcionamiento y mantenimiento de nuestros músculos y ligamentos y, además, juegan un papel determinante en el proceso de transformación de los alimentos en energía.

La vitamina C se encuentra en algunas frutas como naranjas, limones, fresas, kiwi, papaya, y en alimentos como los pimientos o el brócoli. Una de las características más conocidas de esta vitamina es su capacidad antioxidante, es decir, su poder para mantener a raya a los radicales libres causantes del envejecimiento celular.

Deja un comentario