Que el tiempo no sea excusa

¿No tienes tiempo para ir al gimnasio pero te interesa mantenerte en forma? Te enseñamos un programa rápido y cómodo para trabajar incluso desde casa si tienes unas mancuernas a mano.

Que tus horarios no sean una excusa. Decide levantarte media  hora antes, o entrena antes de acostarte. Nosotros te preparamos tus sesiones de entrenamiento y tú decides en qué momento del día entrenar.

Antes de conocer estos ejercicios, debes tener en cuenta algunas pautas para sacar el mayor partido a tu rutina de entrenamiento:

  • Mente productiva. Se rinde más cuando estás feliz, descansado y motivado. Duerme lo necesario para levantarte con energía. Cómprate ropa nueva para entrenar, escucha tu música preferida durante el entrenamiento y consigue un par de mancuernas para los ejercicios. Tanto si crees que puedes como si no, tendrás razón. ¡Anímate y atrévete a mejorar tu cuerpo!
  • Objetivos realistas. Presentarte un programa de ejercicios perfecto es sencillo. Lo complicado es que logres llevar a cabo el entrenamiento con el paso de las semanas. He aquí algunos consejos para ir de menos a más: Al comienzo basta con que entrenes tres días a la semana: lunes, miércoles y viernes, por ejemplo. No soportes demasiado peso en los ejercicios. Para aprender la técnica correcta, no elijas mancuernas muy pesadas.

Está claro que cuando te decides por algo, quieres conseguir ese algo lo antes posible. Y piensas, ¿si puedo entrenar cinco días por qué solo empezar con tres? Si tienes total confianza en poder entrenar los días que te propongas durante semanas, adelante. Pero si eres de las personas que han dejado de ir al gimnasio al mes de apuntarse, o que tras dos días a dieta se rinden, es recomendable que empieces de forma progresiva. Si quieres resultados distintos, apuesta por medidas distintas.

Deja un comentario