Que el tiempo no sea excusa

Segundo día de entrenamiento: Espalda y tríceps

  • Ejercicio 1. Remo apoyado a un brazo. Sujeta una mancuerna con la mano. La rodilla y el brazo contrario apoyados en el banco. Con la espalda recta, sube el brazo hasta que acabe a nivel del tronco. Baja más lentamente que durante la subida y vuelve a empezar.
  • Ejercicio 2. Peso muerto.  Agarra una mancuerna con cada mano y mantente de pie. Ahora baja flexionando las piernas de manera que tus brazos se acerquen al suelo en línea recta.
  • Ejercicio 3. Extensiones de tríceps a un brazo de pie. De pie, empezamos a trabajar primero un brazo. Estira por completo el brazo hacia arriba, y baja de forma suave y lenta, flexionando solamente el codo, hasta que la mancuerna esté por detrás de tu cabeza.
  • Ejercicio 4. Extensiones de tríceps a dos brazos tumbado. Acuéstate mirando hacia el techo, una mancuerna en cada mano y sus palmas hacia arriba. Extiende el codo y eleva las dos mancuernas a la vez.
  • Ejercicio 5. Fondos de tríceps. Fuera del banco y de espaldas a  él, medio recuéstate apoyando tus pies en el suelo y tus manos en el banco. Flexiona los codos despacio, y vuelve a estirar los brazos más rápidamente.
  • Ejercicio 6. Abdominales. Tumbado sobre el banco, coloca tus manos por debajo de tu pecho. Despega la parte superior de tu tronco hasta que las escápulas se despeguen. La parte de la espalda a la altura de donde están colocadas tus manos debe permanecer en contacto con el banco. Baja despacio mientras inspiras.

Haz 3 series  de cada ejercicio, con 8 o 10 repeticiones cada una.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.