Mejora el press de pectoral con algunas sencillas correcciones

El press de banca pectoral es quizá uno de los ejercicios que más está presente en las rutinas de pectoral de todos los que trabajamos nuestros músculos. Precisamente el hecho de ser la estrella de las rutinas de pecho no lo convierte en un ejercicio que todos sepamos realizar de la mejor manera posible. Por ello en esta ocasión nos queremos detener en algunos puntos a tener en cuenta para mejorar su ejecución y evitar hacernos daño en el intento.

A simple vista parece un ejercicio sencillo que consiste simplemente en tumbarnos boca arriba sobre un banco, agarrar la barra con las correspondientes mancuernas, y empujar hacia arriba y hacia abajo. Explicado así parece sencillo, pero hay muchas variables que debemos tener en cuenta, como por ejemplo la colocación de las piernas, de la espalda, de los brazos para proteger los hombros… Además, no hay que olvidar que es necesario que podamos realizar la fuerza necesaria para vencer la resistencia que supone la carga.

Afianzar bien la espalda al banco

Una cosa a tener en cuenta a la hora de realizar el press pectoral es tener la espalda bien afianzada en el banco. Para conseguirlo podemos tener varias técnicas. Una es elevar ligeramente las piernas y mantenerlas dobladas durante todo el ejercicio. Esto hará que evitemos doblar la espalda y la tengamos totalmente apoyada en el banco. Pero al mantener las piernas elevadas perdemos un punto de apoyo importante que puede hacer que sean los hombros quienes aguanten todo el empuje y se pueden llegar a resentir.

Deja un comentario