Las clases colectivas

Si formas parte de un grupo en el gimnasio con el que compartes alguna relación deportiva o emocional, tienes un 70% más de probabilidades de volver al día siguiente. ¿Cuántos de nosotros hemos pagado la cuota mensual del gimnasio para acudir 3 ó 4 veces?

Si tu objetivo es retomar la actividad física, ponerte en forma o bajar algo de peso pero no consigues acudir al gimnasio con regularidad, entrena el cerebro para que te eche una mano y atenúe tu falta de voluntad.

 

Efectos químicos y psicológicos durante una clase colectiva

El entorno influye en tu cerebro. El lugar donde haces deporte y quien te acompañe durante la actividad marcará una huella emocional en tu cabeza. Cuando realizas una actividad y la compartes con un grupo se activa la amígdala, una región cerebral encargada de sentir y emocionarte.

El aprendizaje está muy vinculado a este pequeño departamento en forma de alubia situado en el centro de tu cerebro. Algunos estudios nos hacen entender por qué, por ejemplo, olvidamos aspectos puramente semánticos como la teoría del carnet de conducir pero siempre recordaremos con todo detalle emociones como la de aquel primer beso.

Deja un comentario