Deporte y descanso: ¿cuál es la clave para rendir mejor?

Advertisement
No hay duda, si nos hemos recuperado bien del entrenamiento anterior, rendiremos mejor en la siguiente sesión de trabajo. Parece fácil pero no lo es. El típico error que cometemos muchos es no prestar suficiente atención a lo que necesita nuestro cuerpo.

deporte y descanso

Rendir en el deporte es cuestión de cuerpo y mente, no se pueden separar las dos cosas: ambas tienen que entrenarse pero también descansar. En fin, podemos aplicar la expresión en latín que nos viene de lejos: ‘Mens sana in corpore sano’, cuya traducción sería ‘Una mente sana en un cuerpo sano’. O sea que, para que nuestro organismo funcione bien, hay que cuidar de nuestra mente y al revés.

Cómo saber si no estamos descansando lo suficiente

deporte y descanso

El problema nace cuando no sabemos interpretar -o quizás no queramos escuchar- las señales que nuestro cuerpo nos envía cuando quiere que paremos motores.  Aquí tienes 3 síntomas muy comunes que tal vez te puedan ayudar a reconocerlo:

  1. Mucha fatiga.  Después de un esfuerzo físico, lo normal es que el cansancio se imponga. El problema nace cuando sientes fatiga de forma crónica.
  2. Dolor muscular.Tener temblores musculares y agujetas después del ejercicio es habitual tras empezar a hacer deporte, lo raro es que después de un tiempo sientas los músculos débiles, inflamados, mucha tensión o incluso dolor. Esto no es buena señal.
    deporte y descanso
  3. Cambios bruscos en las pulsaciones. Si hay una bajada brusca de las pulsaciones en los momentos de recuperación tras el ejercicio o si tienes las pulsaciones elevadas en descanso, evidentemente el cuerpo te está pidiendo que bajes el ritmo de entrenamiento. Las pulsaciones elevadas quieren decir que tu cuerpo está bombeando un exceso de sangre y nutrientes a tus músculos para que sigan recuperándose.
  4. Horas de sueño escasas. Estudios demuestran que realizar ejercicio mejora el sueño, pero si entrenas mucho por la tarde o incluso antes de cenar, tendrás más posibilidades de desvelarte por la noche o de tener dificultades en conciliar el sueño. Tras el ejercicio, tu nivel de activación es muy alto debido al aumento de adrenalina y cortisol. El problema es que sin descanso no hay recuperación.

Por qué tienes que dormir bien para rendir mejor

deporte y descanso

Cuando dormimos  descansa nuestro cuerpo y empieza la reconstitución y regeneración de nuestros tejidos, incluyendo las fibras musculares que sufren daños durante los entrenamientos. El sueño permite a tu cuerpo producir todas las hormonas y las sustancias reparadoras mientras descansas. Si no duermes lo suficiente, tu cuerpo no será capaz de recuperarse, te enfrentarás a un debilitamiento permanente y a un deterioro de tus tejidos.

Sigue leyendo >> 1 | 2

Hombre Moderno