El descanso

La mejor forma de tener un buen sueño es también, programarlos , es decir fijar el número de horas de horas que vamos a dormir. Para descansar bien hay que procurar que estas horas de sueño sean lo más ininterrumpidas que sea posible.

También es conveniente dormir siempre en la misma franja horaria para que el cuerpo se habitúe a descansar a ciertas horas, es decir, debemos acostumbrarlo a descansar a unas horas determinadas del día. De este modo conseguiremos un hábito. Entre los muchos beneficios que aporta el hecho de dormir bien destacan los siguientes:

  • Descanso físico, pues lo único que se mantienen activas son las constantes vitales básicas, de modo que todo el aparato locomotor (formado por huesos, músculos, tendones, articulaciones y ligamentos) se relaja.
  • Descanso mental al liberar al cerebro de la actividad intelectual a la que se ve sometida todo el día.
  • Durante el sueño se libera el estrés acumulado.
  • Oxigenación celular de la piel.
  • Se disminuye el ritmo cardiaco y se relaja la respiración.
  • Durante el descanso se crece muscularmente, ya que es durante este periodo cuando se segrega la hormona del crecimiento y se recuperan las fibras musculares que se han trabajado durante el entrenamiento.


Sólo viendo algunas de estas virtudes del sueño y como pueden afectar directamente a nuestro estado físico y mental, ya podemos imaginarnos lo importante que es para llevar una vida sana.

Anuncios

Deja un comentario