El descanso

Si eres aficionado al culturismo o al entrenamiento con pesa, siempre habrás oído hablar de que esta disciplina se sustenta sobre tres pilares básicos que son: el entrenamiento, la alimentación y el descanso.

Sobre los dos primeros (entrenamiento y alimentación) hay muchísima información disponible, sin embargo el descanso parece estar condenado a quedarse siempre en un segundo lugar. El motivo es, tal vez, porque al tratarse de una actividad pasiva no se le presta la atención que realmente merece.

El descanso es un pilar básico, ya no sólo del culturista sino, de cualquier persona que pretenda llevar una vida saludable, sobre todo para aquellas que en su vida diaria realizan algún deporte o actividad física que requiera un esfuerzo considerable.

Un deportista debe programarse los periodos de descanso, al igual que lo hace con el ejercicio, mediante un programas de entrenamiento o la alimentación a través de una dieta. Por seguir con el ejemplo del culturismo y del entrenamiento con pesas, dependiendo de los objetivos que se plantee, el deportista deberá programar su descanso en función de:

  • El tiempo que debe transcurrir entre entrenamientos.
  • Ya dentro de la rutina de entrenamiento, los periodos de descanso entre serie y serie.
  • El periodo de tiempo de descanso necesario para volver a entrenar un mismo grupo muscular.
  • El número de horas que se debe dormir.

El mayor descanso que realiza nuestro cuerpo se produce mientras dormimos. La importancia de dormir bien y tener un sueño reparador es vital para recuperar las energías, liberarnos del estrés y descansar física y mentalmente.

Anuncios

Deja un comentario