Los mejores deportes para tu six pack

Si quieres tener un vientre plano y un envidiable six pack sabes que debes que trabajar a fondo tus músculos abdominales con rutinas de ejercicios muy variados que incluyan abdominales superiores e inferiores y también oblicuos.

Hay que insistir en que una máxima definición en esta zona es impensable si tienes en ella grasa acumulada. Antes de definir tienes que quemarlas, limitando en tu dieta la ingesta de lípidos y practicando deportes aeróbicos.

Todos los deportes aeróbicos gastan un buen número de calorías pero en el «Top»  de los más efectivos contra las grasas están:

Correr

Ropa cómoda y unas buenas zapatillas es todo lo que necesitas para empezar a deshacerte de la grasa en busca de tu six pack. Una carrera a alta velocidad puede llegar a un gasto calórico que supere las 1.200 kcal. por hora (solo apto para atletas de alto rendimiento). La práctica del running a un ritmo medio (7 – 10 km/hora) implica poder deshacerte de aproximadamente 800 kcal/hora. No está nada mal. Piensa, por ejemplo, que empezar el día con media hora de jogging puede hacer que inicies la jornada, más ligero y con un  «menos 400», desde luego, una buena ayuda para facilitar el posterior entreno de tus abdominales.

Bicicleta

El ciclismo, en todas sus variedades, es una excelente opción para quemar grasas al tiempo que pones en forma tu sistema cardio respiratorio. Darle a los pedales supone trabajar el tronco y las extremidades inferiores (piernas y glúteos firmes) y, además, implica gastar una importante cantidad de energía, siempre dependiendo de tu propia forma física y de la intensidad con la que practiques este deporte. Según la velocidad de tu pedaleo podrás gastar en una hora entre 600 y 900 kcal. Si lo tuyo es la bici de montaña, mientras disfrutas del campo dándole a los pedales durante una hora, tendrás un gasto de unas 700 kcal.

Natación

Es otro de los «tops» y uno de más apetecibles cuando llega el calorcito. Es un deporte aeróbico completo, en el que intervienen todos los grupos musculares de forma intensa y sin que casi te des cuenta al realizar el esfuerzo en el medio acuático. El gasto en calorías depende, como en todos los casos, de la velocidad e intensidad pero en natación también influye el estilo con el que nades. Para que te hagas una idea, el más «duro» es el estilo mariposa, con el que puedes tener un gasto calórico superior a las 850 kcal a la hora. Le sigue el braza, con unas 800 kcal y por último, el crol. Con una hora de largos en esta última modalidad gastarás alrededor de 650 kcal.

Anuncios

Deja un comentario