Entrena los gemelos

Existen ciertos músculos en tu cuerpo cuya labor diaria no consiste en soportar grandes pesos, sino tolerar pequeñas cargas durante mucho tiempo. Este el caso de unos músculos no preparados para crecer, sino para resistir: los gemelos.

Sin embargo, si mejoras tu entendimiento fisiológico de estos músculos, y si aplicas algunos consejos en tus rutinas de entrenamiento, el volumen de tus gemelos crecerá como la espuma.

Consejos para estimular el crecimiento de tus gemelos:

  1. Prioriza y se coherente. Si tu intención es aumentar el crecimiento de tus gemelos, entrena este grupo muscular al comienzo de tus rutinas deportivas. Estarás más fresco y con más energía, por lo que tu trabajo a ese nivel será más efectivo.
  2. No te adaptes, cambia. La labor de tu gemelo es responder al trabajo que se aplica sobre él y si siempre realizas los mismos ejercicios se activarán siempre las mismas fibras musculares, sin desarrollar otras nuevas. Cambia el plan de ejercicios cada 3-4 semanas y así potenciarás más cantidad de fibras musculares.
  3. Cambia de mentalidad y trabaja en excéntrico. Cuando trabajas un músculo podemos diferenciar dos etapas: una concéntrica donde tus gemelos se contraen y se acortan, por ejemplo cuando te pones en puntillas. Y otra etapa excéntrica, en la que tu músculo se contrae pero se alarga, por ejemplo al bajar los talones de nuevo al suelo.

Para que lo entiendas, la fase concéntrica del bíceps braquial es llevarte el vaso de agua a la boca, y la excéntrica volver a dejarlo en la mesa. Se ha demostrado, que durante la fase excéntrica intervienen más fibras musculares, y por lo tanto hay mayor desarrollo muscular.

Deja un comentario