Una mujer de 102 años por fin cumple uno de sus sueños: ser arrestada

Hay con quien 102 años se queja de los dolores de espalda y hay quien escribe una lista de cosas que hacer antes de morir, como Edie Simms, que lejos de escribir algo tipo «nadar en el mar de noche» escribió que quería ser arrestada. Y deseo concedido: la arrestaron el viernes pasado.

Fue esposada y trasladada en la parte de atrás de un coche de policía hasta la residencia de ancianos a la que hace donativos desde hace algunos años. Y ya pueden envidiar las estrellas de rock su entrada, porque fue triunfal.

Abecedario natural

Según recoge el Huffington Post, cuando los medios de comunicación preguntaron a Edie si había disfrutado del paseo, ella respondió: «Oh, por supuesto, ¡con esposas y todo!«.

Todo ha sido un ‘regalo’ de la residencia de ancianos, que lo hizo posible gracias a la amistad de un voluntario con un jefe de policía. Según explicó el director del centro, Michael Howard, Edie les manda muchísimos productos artesanales: «Hace bolsitos para que cuelguen sus andadores, fundas para gafas, cojines, bufandas…»

Deja un comentario