Tu pecho más marcado

Los músculos pectorales corresponden a una de las más demandadas obsesiones del sector masculino en el gimnasio. Un torso definido demostrará tu belleza estética y corporal. Te presentamos cinco pautas para marcar más tus pectorales.

1. Prepara tu mente para desarrollar tu cuerpo. Conocer el músculo que estás ejercitando y concentrarte en tu entrenamiento influirá en la fuerza que generes. Así lo demuestran interesantes estudios de Toe et al (2005) y Joe Dispenza donde se concluyó que el desarrollo muscular era del 8-12% mayor en los deportistas que estaban concentrados en la actividad y visualizaban cómo se ejercitaban sus músculos frente a otros que no prestaban atención al ejercicio.

2. Desarrolla tu cuerpo entrenando tus pectorales. Practica ejercicios acorde a las funciones de la musculatura pectoral.

  • Abraza. El pectoral es el músculo de la amabilidad. Se encarga principalmente, de la abducción y rotación interna del brazo. ¡Gracias a este músculo podemos abrazar con fuerza! Ejercicios como la apertura de brazos o cruce de pie con poleas te servirán para fortalecer tus pectorales.
  • Empuja. El pectoral es el responsable de abrazar con fuerza pero también el culpable de que puedas empujar con ganas. Junto con el tríceps, el pectoral se encarga de alejar algo de tu cuerpo  con fuerza. Ejercicios como press banca, flexiones de brazos o fondos en paralelas te ayudarán a potenciar tu pecho.

3. El tiempo también cuenta. Como ya sabrás la contracción excéntrica recluta más fibras musculares que la contracción concéntrica, por lo que tu movimiento de vuelta debe ser despacio y controlado para conseguir un mayor desarrollo muscular. Pues bien, el equipo del profesor Pryor descubrió en 2011 que si volvemos de forma lenta (contracción excéntrica) y una vez abajo no hacemos ninguna pausa y volvemos a realizar el ejercicio de forma continuada, la ganancia de fuerza es mayor.

Deja un comentario