Diez razones para tener sexo cada día

Tener sexo cada día es además de deseable, muy saludable. Y es que se mire por donde se mire, el sexo es vida o —como mínimo— una parte muy importante de ella. Hay cientos de motivos para practicarlo, pero hoy nos vamos a centrar en diez por los que hacer el amor cada día es especialmente beneficioso.

1. El sexo no deja de ser «sex-jercicio«. 

El sexo es una gran forma de actividad física. Durante el acto, los cambios fisiológicos en tu cuerpo pueden llegar a equivaler a una sesión de ejercicios. Se calcula que manteniendo relaciones sexuales tres veces por semana durante unos 15 minutos se queman alrededor 7.500 calorías en un año. Esto es, ni más ni menos, el equivalente a correr 120 kilómetros. La respiración profunda aumenta la cantidad de oxígeno en las células, y la testosterona producida durante el sexo mantiene tus huesos y músculos fuertes.

2. Previene la disfunción eréctil.

Se calcula que el 50% de los hombres maduros sufren o han padecido disfunción eréctil, y también muchos jóvenes temen la llegada de ese momento en que quizás no sean capaces dar la talla. Pese a casos en que es necesaria la intervención de un especialista o el uso de fármacos como la Viagra, la mejor medicina contra la impotencia es el sexo. La erección mantiene la sangre fluyendo por las arterias del pene, por lo que el tejido se mantiene saludable.

3. Tener sexo cada día alivia el estrés. 

Durante la interacción sexual tu cuerpo genera una serie de sustancias que contribuyen a tu bienestar. Por ejemplo la dopamina, que combate las hormonas del estrés, las endorfinas, también conocidas como “hormonas de la felicidad” o la oxitocina, la llamada «hormona del amor», que aumenta el deseo.

4. Ayuda a dormir.

Si padeces de insomnio y ya lo has probado todo, la solución podría estar entre las sábanas. El sexo a diario actúa sobre nuestro organismo de la misma forma que el ejercicio. El aumento del ritmo cardíaco conduce a una mayor relajación post-coital. El sexo te relaja, por lo tanto, si ya estás cansado, el acto sexual va a inducir el sueño. Cuando los hombres eyaculan tienden a entrar en un estado de letargo que le provoca el sueño. Y si no logras dormirte a la primera, pues ya sabes… ¿repetimos?

5. El sexo reduce la presión arterial. 

¿Te notas muy tenso y acelerado? Relaaaaax… Investigadores de la Universidad de Paisley realizaron un experimento que detectó una caída de la tensión arterial en los registros de los pacientes que tenían relaciones tres veces a la semana. Una clara muestra de que el sexo es de las mejores cosas que puedes hacer para regular tu presión sanguínea.

6. Mejora tu sistema inmunitario

Numerosos estudios —y tú mismo puedes comprobarlo empíricamente cuando estás «en racha»— demuestran que la gente que mantiene una vida sexual activa tiende a presentar un estado de salud general más óptimo. Esto se debe en gran parte a que el sexo eleva los niveles de inmunoglobulina A, un antígeno que, por ejemplo, ayuda a mitigar la gripe.

7. Pareces más joven e incrementa tu esperanza de vida.

Según un estudio del Hospital Real de Edimburgo, tener sexo tres veces a la semana puede hacer que parezcas unos diez años más joven. Un corazón más sano, unos músculos más fuertes y el aumento de la circulación de oxígeno son algunos de los factores que contribuyen a alargar —y a alegrar— la vida de las personas sexualmente activas. Otro estudio publicado en el British Medical Journal reveló que los hombres que tienen sexo cada día o muy a menudo viven muchos más años que los que rara vez lo practican.

8. Corazón más sano. 

El sexo no sólo te ayuda a quemar calorías, sino que también puede mejorar tu salud cardiaca. El sexo previene los accidentes cerebrovasculares y los ataques de corazón. Científicos del Instituto de Investigación de Nueva Inglaterra probaron que los hombres que tenían sexo cada día o con mucha frecuencia registraban menos posibilidades de sufrir enfermedades de tipo cardiovascular.

9. Alivia el dolor. 

El placer es la mejor manera de superar el dolor y deshacerse, por ejemplo, de las molestas migrañas. No lo cura todo, obviamente, pero sí alivia multitud de dolencias. El doctor George E. Erlich, un especialista en artritis de Filadelfia, EE UU, realizó un estudio sobre la relación entre esta inflamación en las articulaciones y el sexo. Su conclusión fue que los pacientes que mantienen relaciones sexuales asiduamente experimentan menos dolor.

10. Fortalece los músculos pélvicos y protege la próstata. 

El sexo implica el uso de varios músculos pélvicos que se fortalecen con su práctica regular. Además, la mayor parte del líquido de la eyaculación es secretada por la glándula prostática. La eyaculación regular lava los fluidos y garantiza el bienestar de la próstata hasta la vejez.

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario