El hilo blanco del huevo

Puede que aunque hayas comido cientos, miles de huevos a lo largo de tu vida y, sin embargo no te hayas percatado de su presencia, pero ahí está: un hilito blanco junto a la yema del huevo.

Puede parecer una suerte de cordón umbilical, casi perteneciente a un feto, pero no tiene nada que ver.

Ese hilo se llama chalaza, hay uno a cada lado de la yema, y su función es la de mantenerla en el centro de la clara.

De hecho, cuando se suele ver mejor es cuando separas la yema de la clara.

Estos hilitos están compuestos de mucina, una familia de las proteínas.

Las chalazas no solo son sanas y se pueden comer, sino también si las ves, mejor: significa que el huevo es más fresco.

Cuando no se ve ninguna de las dos, lo más seguro es que ese huevo lleve mucho tiempo ya envasado y a lo mejor plantéate tirarlo (no te vas a jugar la salud por 2 euros!!).

Deja un comentario