Seis propósitos para mejorar tu salud antes de final de año

Entramos en la recta final antes del cambio de año y es hora de echar la vista atrás y revisar los propósitos que nos pusimos para el 2016 que nos dice adiós. Nos queda un mes por delante en el que podemos darle la vuelta a las cosas y poner un broche de oro a este año que se va. Aquí tienes siete propósitos sencillos que puedes comenzar a llevar a cabo desde hoy mismo.

  • Prueba una receta nueva al día: cocinar lo que comemos es un buen propósito de cara al año que viene que podemos comenzar a llevar a cabo hoy mismo.
  • Prueba un deporte nuevo: ¿solo sales a correr? ¿solo practicas CrossFit? ¿solo vas a nadar? Abre tu mente y prueba un nuevo deporte en los días que quedan antes de fin de año: los deportes de invierno, por ejemplo, son los ideales para esta época. Quién sabe si el esquí, el snowboarding o incluso el patinaje sobre hielo pueden ser tus nuevos deportes favoritos.
  • Prepara y corre la San Silvestre:  Si no habéis corrido nunca y os ha pillado el toro, siempre podéis combinar caminata y carrera para terminar el año haciendo deporte.
  • Prepara un menú saludable para los días festivos: los días de fiesta no tienen por qué ser días de excesos, y un menú saludable puede ser igual de sabroso y vistoso que los demás. Basa tus platos en alimentos vegetales (verduras, legumbres, hortalizas), escoge carnes y pescados de calidad y añade grasas beneficiosas para el organismo. Prepara postres caseros y anima a tus invitados o a tu familia a que también aporten sus propias recetas.
  • Un último mes de récord: seguro que ya tienes una pulsera cuantificadora (si no la tienes, ya sabes lo que puedes pedir a los reyes) o alguna app en el teléfono que realice un conteo de pasos y kilómetros diarios. Un buen reto, de aquí a final de año, puede ser llegar a tu mínimo de pasos todos los días (súbelo un poco si vez que llegas fácilmente), ¿te animas a romper tus récords estos últimos días del año?
  • Estírate y relájate reservando diez minutos para ti: diciembre suele ser un mes muy estresante para la mayoría de nosotros. Cenas de empresa, comidas con la familia, compra de regalos, el amigo invisible con los colegas, la función de Navidad de los hijos-primos-hermanos… ¿Y qué pasa con el tiempo para nosotros mismos? Reserva diez minutos cada día para dedicarlos única y exclusivamente a ti: realiza unos estiramientos y relájate por un momento. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Elige uno o varios de nuestros propósitos de fin de año y comprométete contigo mismo a llevarlos a cabo en los días que quedan antes de Nochevieja. Si ves que te funcionan, ¿por qué no mantenerlos durante el año próximo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.