¿Qué pasa en tu cuerpo cuando te saltas el gimnasio una semana?

Es muy fácil encontrar excusas para no ir al gimnasio: el exceso de trabajo, la falta de tiempo, el cansancio o, simplemente, la pereza. Pero, ¿cómo reacciona nuestro organismo a la ausencia de ejercicio?

«Ya iré la semana que viene”, nos prometemos cada vez que desistimos de coger la bolsa para ir al gimnasio. Sin embargo, con tan solo una semana de inactividad física ya perdemos muchos de los beneficios que tanto nos habían costado conseguir con los entrenos anteriores. ¿Realmente hay un gran cambio si posponemos nuestro entrenamiento siete días? Esto es lo que le pasa a nuestro cuerpo cuando dejamos de hacer ejercicio físico y optamos por el sofá.

1. En cinco días empeorará nuestro sistema cardiovascular

El ejercicio físico ha demostrado tener importantes beneficios para la salud de nuestro corazón y sistema circulatorio. “La actividad física regular está directamente relacionada con una menor mortalidad cardiovascular. Los mecanismos involucrados son multifactoriales e incluyen, entre otros, la mejora del perfil lipídico (grasas en sangre), el control del peso corporal, la tolerancia a la glucosa y la presión arterial”, explica el doctor César García-Madrid, director del Institut Vascular García-Madrid del Centro Médico Teknon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.