Las 3 posturas del guerrero de Yoga: historia, técnica y beneficios

Una parte muy importante dentro de la práctica del Yoga son las asanas o diferentes posturas que realizamos dentro de cada sesión, cuya función es la de actuar sobre cuerpo y mente. Algunas de ellas, como las de inversión, nos ayudan a regular nuestras hormonas; otras a mejorar nuestra fuerza y equilibrio o a estirar nuestros músculos.

Tres de las asanas más conocidas, que suelen practicarse juntas, son las de las posturas del guerrero o Virabhadrasana en sánscrito (Virabhadra es el nombre del guerrero al que hacen referencia, y asana quiere decir literalmente postura). Os explicamos la historia detrás de ellas, cómo se hacen y cuáles son sus beneficios.

La historia detrás de las posturas del guerrero

asanas-guerrero El guerrero Virabhadra y Shiva (a la derecha).

La historia que inspira las tres posturas del guerrero de Yoga proviene de la mitología hindú: estas tres posturas representan los tres momentos del ataque del guerrero Virabhadra, en una historia de amor trágico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.