La práctica habitual de ejercicio físico es uno de los mejores hábitos de salud, muchas personas lo tienen claro a pesar de que no lo practiquen.

Es la forma más efectiva de conseguir la ganancia de masa muscular, perder grasa, mejorar la resistencia física y fortalecer las articulaciones dependiendo del tipo de ejercicio que escojamos.

Además, se caracteriza por ser una de las claves más importantes para hacer frente al sobrepeso y prevenir la larga serie de enfermedades cardíacas que podemos contraer.

Sin embargo, a pesar de que el deporte tiene influencia en las emociones y en el sistema cerebral aún algunas personas no tienen claro cómo afecta de forma directa a la mente, logrando mejorar las funciones cognitivas y regulando el sistema emocional.

Como sabemos que para muchos esto es un gran desconocimiento, presentamos a continuación 9 beneficios que suceden a nivel cerebral después de hacer ejercicio.

 

  • Mejora el aprendizaje y la memoria

 

La actividad física cuenta con un factor muy positivo: aumenta el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, pero también en el cerebro. Gracias a esto, el oxígeno logra transportar las cantidades necesarias para las células de la mente, que se activan con el fin de llevar a cabo sus funciones.

Como resultado de esto, se obtiene una mayor concentración cerebral y nuevas células comienzan a desarrollarse para mejorar el aprendizaje y la memoria.

 

  • Protección contra las enfermedades neurodegenerativas

 

Debido al beneficio que hemos comentado, la mente puede llegar a acostumbrarse a este continuo aumento de flujo de sangre hacia todas las partes del cuerpo, con lo cual desarrollará la capacidad de encender o apagar ciertos genes.

Esto ayuda enormemente, ya que al crear nuevas neuronas, estas tomarán lugar en el hipocampo donde se ejecuta la memoria cerebral y protegerán al individuo de que llegue a desencadenar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson.

Por si esto fuera poco, si practicas deporte casi todos los días el deterioro relacionado con los derrames cerebrales y la edad, también podría disminuir.

 

  • Previene la ansiedad

 

Las personas que sufren ansiedad pueden verla disminuir cuando practican deportes que implican a la mayor parte de grupos musculares.

Esto ayuda a que se estimule la producción de la serotonina y la dopamina, dos hormonas muy importantes para el cuerpo, conocidas por sus efectos calmantes sobre la salud mental.

 

  • Combate la depresión

 

El ejercicio físico de impacto alto y bajo también dispara la producción de algunos neurotransmisores relacionados con el bienestar general.

Esto explica por qué algunos terapeutas recomiendan la práctica habitual de deporte como tratamiento ante la mayoría de enfermedades, ya que mejoran el estado de ánimo.

Las hormonas de la felicidad parecen aumentar su producción ante la realización de estas actividades, estas son las endorfinas y la serotonina. Sus efectos son tan beneficiosos que algunas personas se atreven a aventurar que podrían actuar mejor que los antidepresivos convencionales.

 

  • Disminuye la fatiga laboral

 

Cuando el oxígeno no llega de forma óptima al cerebro se produce fatiga, obligando al cerebro a hacer sobre esfuerzos para mantener activas sus funciones.

Una solución al cansancio continuo y a la debilidad puede ser la práctica de ejercicio físico ya que al oxigenar el cuerpo y aumentar el flujo sanguíneo, previene que esto suceda.

 

  • Aumenta el apetito sexual

 

El ejercicio cardiovascular o entrenamiento de peso es muy interesante para aumentar la libido en los hombres y en las mujeres que lo han visto disminuido, incluso el yoga puede contar con múltiples beneficios.

Al aumentar el flujo sanguíneo este puede dirigirse con mayor facilidad hacia los órganos sexuales, como son la vulva y el pene, mejorando la vasodilatación de los mismos.

 

  • Mejora la autoestima

 

El deporte regula, fortalece y estimula un área cerebral conocida como vía frontoestriatal que se encarga de mejorar el estado emocional y de generar que la autoestima de la persona sea más alta.

 

  • Eliminar el estrés

 

La práctica de 30 minutos de ejercicio diario puede ayudar notablemente a las personas que sufren de estrés debido a sus problemas personales o a las condiciones de trabajo en las que se encuentren.

Esto ayuda a aumentar la norepinefrina, disminuye los niveles de cortisol – hormona responsable del estado emocional – y ayuda enormemente al bienestar general de la persona.

 

  • Mantiene joven el cerebro

 

A su vez, favorece el desarrollo de factores específicos que impiden el envejecimiento por lo que puede considerarse una forma de rejuvenecimiento totalmente natural.

Estos factores se encargan de enviar señales a las células satelitales de los músculos y a las pertenecientes al bulbo raquídeo, para que se conviertan en células musculares. Lo que produce una vía nueva para que las fibras y las neuronas se conviertan en jóvenes a nivel biológico.

Como acabas de ver adoptar el hábito del deporte como práctica habitual no solo funciona para quemar calorías y mejorar el cuerpo. También es un excelente elemento relacionado con la fórmula de la juventud, ayudando a mejorar la salud mental.

por Edith Gómez editora en Gananci

Comenta via Facebook