Esta es la razón por la que ellos no alcanzan el orgasmo, según la ciencia

A ellos también les sucede. Están teniendo sexo y no llega el momento esperado. Al final, desisten, porque todo se viene abajo o por simple agotamiento. Hay causas psicológicas, pero también fisiológicas.

Música romántica, besos, excitación, caricias. Dos personas se ponen a ello. Pasan minutos. Alguien alcanza el orgasmo, la otra persona no, así que decides continuar, pero en un momento dado, se pierde la erección… Tener problemas para alcanzar el clímax, o directamente no poder alcanzarlo, es algo que también afecta a los hombres. El pasado mes de abril, un equipo de científicos de la Clínica Mayo y la Universidad de Indiana (EEUU), investigó el porqué. El resultado sugiere que, en ocasiones (y al contrario de lo que muchos creen), no todo está en la mente.

De hecho, indica que, en el caso de los hombres, puede estar relacionado con un circuito de retroalimentación en el sistema nervioso. Es decir, la capacidad de un hombre para llegar al orgasmo depende de su sistema nervioso central, ya que los estímulos físicos experimentados por el pene se procesan en el cerebro y la médula espinal. Si algo va mal en el sistema nervioso central, dicen los expertos, el orgasmo se complica.

Eyaculación y orgasmo: las diferencias

José Bustamante, psicólogo especialista en sexualidad y pareja y autor del libro ¿En qué piensan los hombres? Todo lo que has de saber sobre deseo y sexualidad masculina, recuerda que, aunque suelen ir muy de la mano, la eyaculación y el orgasmo no son exactamente lo mismo. “Hay personas que, aunque pueden eyacular, no llegan a tener sensación de orgasmo. Eso muchas veces viene derivado de dificultades a la hora de dejarse llevar, por estar muy preocupados por la idea de hacer disfrutar a la pareja, de quedar bien, de no hacer el ridículo. Y desconectan de sus sensaciones”, cuenta. Insiste en que “el orgasmo en sí es psicológico y que lo fisiológico es el desencadenante”.

Deja un comentario