La ensalada más rica y sana del mundo

Cuando Carla Zaplana llegó a Estados Unidos en 2010 mantuvo la misma dieta que comía en su ciudad natal, Barcelona. Carla es nutricionista, y su dieta tipo a priori no parecía nada insana: verduras al vapor de primero y una pechuga de pollo con arroz integral, por ejemplo.

Pero Carla asegura que comenzó a notar cambios en su cuerpo, problemas. «Mi cuerpo sufría alguna transformación como hincharme, granitos de acné, ganar peso, cambios de humor….». Fue entonces cuando empezó a investigar sobre el origen de los alimentos y su cultivo. «La calidad de los alimentos allí es mucho peor, eso me empujó a buscar alimentos mucho más naturales y cambiar mi alimentación».

Pone como ejemplo el pollo «que ha estado criado en granjas donde les hacen crecer de forma inhumana y les inyectan hormonas y antibióticos para crezcan más rápido y sanos». Y añade: «Todo eso lo recibía también mi cuerpo».

Deja un comentario