Las bayas de Goji

Sus propiedades y beneficios son muy similares a las anteriormente mencionadas. Grandes cantidades de antioxidantes, algunas vitaminas y minerales dan lugar a disfrutar de ciertas ventajas que facilita su consumo. Entre ellas, cabe destacar la prevención en problemas cardiovasculares, el control de la tensión arterial y un envejecimiento más lento.

Demos paso a lo milagroso, estudiemos lo falso, lo sospechoso. Creencias difundidas afirmaron que el Goji es una planta que  crece a más de medio kilómetro de altitud en el mismísimo Himalaya del Tibet.

Los Hunzas, una tribu que gobierna el territorio, se alimentan básicamente del Goji –o eso dicen- y son conocidos como el pueblo más feliz y longevo de la historia. Más de 120 años pueden vivir sus habitantes sin sufrir ningún tipo de dolencia. Con sólo leerlo parece sosprechoso.

En primer lugar, es extraño que en el propio Himalaya se cultive tales cantidades de Goji como para suministrar a todo el planeta y más aún si tenemos en cuenta que a más de 3.000 metros de altura la flora que predomina es herbácea. En realidad, las bayas de Goji se cultivan en el norte de China.

Deja un comentario