Plan de nutrición definitivo

El plan de alimentación definitivo es aquel orientado a tus expectativas, adaptado a tus costumbres y en base a tus necesidades. Lo primero de todo es analizar tus expectativas y objetivos. Es necesario que te plantees qué quieres conseguir y hasta dónde quieres llegar. Si no sabes a dónde vas, ¡no llegarás nunca! Una vez tengas claro en quién te quieres convertir, el siguiente paso es buscar la forma de conseguirlo.

Para conseguir algo, es necesario que ese algo esté relacionado con el placer y personalizado a tus costumbres. Si algo no te genera encanto, a la largo terminarás por abandonarlo, ya sea un trabajo, una persona o una dieta. Aprender es modificar tus rutinas de forma progresiva. Salir de la zona de confort cuesta y cambiar siempre te dará pereza.

Por eso es muy importante tener permanentemente tu objetivo en mente e ir añadiendo hábitos que puedas cumplir de forma duradera. Cuando haces algo durante seis semanas se convierte en un hábito, si lo consigues hacer durante seis meses se convierte en una forma de vida. Por ello debes proponerte pequeños objetivos que puedas cumplir a largo plazo. Sólo así conseguirás entrenarte para convertirte en tu yo deseado.

Deja un comentario