El pensamiento motivador

La carga excesiva de horas de trabajo, las obligaciones diarias a las que no podemos renunciar, el estrés que nos genera un examen final, una entrevista laboral, o un negocio propio que no funciona como esperábamos.

La vida moderna está cargada de exigencias y competencia, con otros miles y con nosotros mismos. Tanto que muy a menudo parece no alcanzarnos las 24 horas del día para asimilar esa nueva técnica que incorporaron en el trabajo, para aprender ese tema que se añadió al próximo examen a última hora, para formarnos en esa profesión que tan bien pinta, o de estar al día con la tecnología que supuestamente nos abrirá más y más puertas.

Estamos inmersos en un sistema que no para de exigir y pedir para estar a la altura, y esto termina por sobrepasar las capacidades psicológicas de muchos trabajadores y estudiantes, en algunos casos, a niveles alarmantes.

Pero nada cambiará el hecho de que debemos estar motivados para continuar, para adaptarnos. Muchas veces no nos percatamos de que sencillas y sabias frases, pronunciadas por grandes hombres pueden significar, -si las incorporamos en nuestra mente-, una fuente poderosa de motivación ante el enorme desafió diario que nos demanda el mundo de hoy:

«Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica. Esta fuerza es la voluntad». A. Einstein.

«En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento». A. Einstein

«Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar». P. Coelho.

«Una persona no puede elegir sus circunstancias, pero sí sus pensamientos, y con ellos, dar forma a sus circunstancias». J. Allen.

«Tus circunstancias pueden no ser de tu agrado, pero no han de seguir siendo las mismas si concibes un ideal y luchas por alcanzarlo». J. Allen.

«Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída». Confucio

«No se sale adelante celebrando éxitos, sino superando fracasos». O.S. Marden

«Escucha a tu voz interior y sigue adelante, aún cuando las personas te digan que no puedes hacerlo». M.L.Cook

«La mente es como un paracaídas, sólo funciona cuando está abierta». T. Dewar

«Algunas veces debemos desechar los grandes pensamientos, y seguir lo que las circunstancias nos inspiran». Seneca

«Si no está en nuestro poder discernir las mejores opiniones, debemos seguir las más probables». R. Descartes

«Es increíble lo que puedes lograr si crees en ti mismo». Samuel Walton

«El valor no es la ausencia de miedo, sino el miedo junto a la voluntad de seguir». F. Franco de Urdinarrain.

«No miréis hacia atrás con ira, ni hacia adelante con miedo, sino alrededor con atención». J. Thurker

«Iré a cualquier parte, siempre que sea hacia delante». Dr. Levingston

«La innovación es lo que distingue a un líder de los demás». Steve Jobs

«La vida no se trata de cuan fuerte golpees, sino de cuan fuerte seas golpeado, y no te des por vencido». Sylvester Stallone.

«Aquellos que dicen que algo no puede hacerse, suelen ser interrumpidos por otros que lo están haciendo». Joel Barker

«Recuerda, hoy es el mañana, acerca del que te preocupabas ayer». Dale Carnegie

«El único límite a nuestros logros de mañana está en nuestras dudas de hoy». Franklin D. Roosevelt

«Es duro fracasar, pero es todavía peor no haber intentado nunca triunfar». Theodore Roosevelt

«El miedo no existe en otro lugar, excepto en la mente». Dale Carnegie

«El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”. Eleanor Roosevelt

«El descubrimiento es ver lo que todos han visto y pensar lo que nadie ha pensado”. J. Swift

«Tus pensamientos son los arquitectos de tu destino”. D. McKay

«Un día sin una sonrisa es un día perdido”. Ch. Chaplin

«Somos dueños de nuestro destino, somos capitanes de nuestra alma”. William Ernest Henley

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.