Desvelando la nueva XBOX One


Microsoft presentó ayer por todo lo alto en Redmond, Washington, la XBOX One, su nueva consola de videojuegos que inaugura la octava generación de una sistema de entretenimiento que hace ya mucho que ha dejado de ser un juego de niños.

Mirando de reojo a la Sony PlayStation 4, la nueva versión de su gran rival que también aparecerá este año, Microsoft adelantó algunos detalles de la consola que podría llegar al mercado entre noviembre y diciembre de 2013. Repasemos algunos aspectos y novedades que incorporará la XBOX One.

  • Un sistema de entretenimiento global. Más allá de los juegos, la XBOX One tiene la pretensión de adueñarse de nuestro salón y convertirse en una plataforma de entretenimiento total. Además de gestionar la reproducción de vídeo o música, la nueva consola busca ser un apéndice que enriquezca la experiencia de mirar la televisión convencional, aportando contenido complementario e interactivo.
  • Un hardware potente. La Xbox One incorpora un chip de 8 núcleos Jaguar de AMD de 64 bits y 8 GB de RAM, unas prestaciones prácticamente idénticas a las que se espera que contenga la PlayStation 4. Además incluye un disco interno de 500 GB.
  • Aplicaciones. La inclusión de Skype permitirá mantener videollamadas mientras vemos un partido, una película o jugamos. La Xbox One posee dos sistemas operativos que funcionan de manera simultánea, uno basado en Windows 8 para ofrecer aplicaciones y otro que se encarga el funcionamiento de los videojuegos.
  • Un Kinect mejorado. Gracias a la incorporación de una cámara Full HD, el nuevo sistema de control Kinect es capaz de reconocer más articulaciones y movimientos como por ejemplo la rotación de muñecas y tobillos, e incluso el ritmo cardíaco del jugador. Asimismo, la consola apuesta por el sistema de control por voz que ya incorporan la mayoría de smartphones, mediante el que podemos encender el equipo, pasar de una aplicación a otra o cambiar de programas de TV.
  • Jugar off-line. La nueva XBOX no requerirá una conexión permanente a internet para jugar como se había rumoreado. No obstante, algunos desarrolladores podrían exigir que la consola esté conectada para iniciar el juego, ya que dejarían en manos de un servidor online parte del procesamiento. La consola usa la nube para almacenar el estado de las partidas, con lo que se podrá acceder a los juegos desde cualquier XBOX One.
  • El ‘pay per play’. Como ya se venía rumoreando, Microsoft ha añadido restricciones al uso de los juegos de modo que quedan limitados a un usuario. Aunque es posible prestarlos o que lo usen varias personas de un hogar con un mismo disco de instalación, para que otros lo puedan usar en forma simultánea la segunda persona deberá hacer un pago. Por cierto, aquellos que tengáis la XBOX 360 olvidaos de usar sus juegos en la nueva plataforma, pues no serán compatibles.
  • Los juegos. Más allá de impresionantes características técnicas, como todo amante de los videojuegos sabe, lo realmente importante de una consola son los juegos. En la presentación de la XBOX One se anticipó que entre los juegos disponibles en su lanzamiento estarán el FIFA 14, una edición exclusiva de Call of Duty denominada Ghosts y otros títulos como Quantum Break, Forza Motorsport 5, NBA Live 14, EA Sports UFC. Por su parte, Ubisoft confirmó que prepara seis títulos, entre los que se cuentan Assassin’s Creed IV: Black Flag y Watch Dogs.
  • Más detalles en el E3. En la presentación de ayer no se facilitó ni una fecha exacta de lanzamiento ni un precio –aunque todo indica que rondará los 500 euros-. Durante la próxima edición de la feria E3, que se celebra este junio en Los Ángeles, se espera que se conozcan más detalles sobre la nueva máquina de Microsoft.

Deja un comentario