Cómo conquistar a una MILF

American Pie introdujo el término MILF (Mother I’d Like to Fuck) con la madre de Stifler y desde entonces se ha convertido en un auténtico fenómeno. Ligarse a una mujer madura, casada y con hijos es un reto o una fantasía para muchos veinteañeros.

Toda buena MILF, o madre sexualmente apetecible, se distingue por llevar la mochila de su hijo en un brazo, una manicura perfecta y un escote de vértigo. Es sexy, lo sabe, y lo potencia pasando su tiempo libre en gimnasios y salones de belleza.

La experiencia (sexual y no sexual) y la seguridad que transmiten, unidas al siempre presente complejo de Edipo en los hombres, hace que éstos se vuelvan locos por las mujeres maduras. Solo hay que echar un vistazo al star system de Hollywood, donde las celebrities más sexys se han pasado a la moda cougar, paseándose del brazo de jovencitos imponentes a los que sacan más de 10 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.