Las ventajas de la comida japonesa para mantener el tipo

¿Alguna vez hemos escuchado la frase “somos lo que comemos”? Pues su trasfondo tiene mucha razón: comer bien es la base para una vida sana tanto en lo físico como en lo psicológico y hay que prestar atención a la clase de alimentos que ingerimos cada día para conseguir nuestros objetivos, ya sea para adelgazar, reponer energías o simplemente mantener nuestras metas.

La dieta nipona no tiene nada que envidiar de la mediterránea. Es muy rica en hidratos de carbono, fácil de preparar, baja en grasas animales y perfectamente adaptable a la dieta de los deportistas aportando muchos beneficios, algunos desconocidos para la mayoría de nosotros.

Alimentos básicos japoneses y sus beneficios

Arroz

Para muchas culturas asiáticas, este cereal es la base principal de sus dietas. Cabe destacar que Japón es uno de los países más sanos del planeta y son grandes consumidores de hidratos de carbono, proteínas y minerales, elementos fundamentales para todo deportista. La cocina japonesa utiliza el arroz como acompañante en la mayoría de sus platos cocinándolo sin sal, ya que junto a otros ingredientes como la salsa de soja hacen que éste sea más agradable al paladar.

Pescados

Otros elementos principales en esta dieta asiática son los diferentes pescados como el atún, pez globo, caballa, palometa o el salmón. Éste último es rico en ácidos grasos, especialmente en Omega 3, que ayudan a disminuir los procesos inflamatorios, ideal para las agujetas después de una sesión larga de ejercicios.  

Raíces como el wasabi y el jengibre

Estos dos ingredientes son muy populares y se utilizan especialmente para la elaboración de sushi. El wasabi es una pasta picante que se extrae de una raíz que viene de la familia de la mostaza, y que actúa como desinfectante y antibacteriano. El jengibre se utiliza para eliminar los sabores del último bocado y así poder saborear otros diferentes, pero además funciona de antiséptico natural. Ambos son ideales para corredores al aire libre ya que fortalecen el sistema inmunológico, favorecen una correcta digestión y previenen de constipados y gripes.

Deja un comentario