Tratamiento capilar

Sabemos que tenemos que proteger nuestra piel de los rayos solares pero también hay que pensar en nuestro cabello. Igual que nuestra piel, el cabello necesita una buena protección contra los rayos ultravioletas (UV) y se merece todos los cuidados, sobre todo cuando lo sometemos a fuertes exposiciones solares.

Los rayos UV, el viento, el agua dulce y salada y el cloro dañan el cabello. La exposición a todos estos factores puede alterar la cutícula capilar y hacer que el cabello se vuelva poroso, seco y más quebradizo en las puntas.

El color del cabello se produce por la pigmentación de la melanina. La exposición a los rayos solares también puede afectar al color del cabello ya que sus radiaciones producen la decoloración de los pigmentos naturales procedentes de la melanina.

El mismo proceso puede producirse en cabellos teñidos, ya que la radiación solar también puede desgastar los pigmentos del tinte capilar. Afortunadamente, el desgaste y el aumento de la porosidad del cabello debido a las radiaciones solares pueden evitarse.

Anuncios

Deja un comentario