Protege tu piel del sol

El protector solar es una loción, gel o espray que evita o disminuye las quemaduras debidas a la exposición de la radiación del sol. Pero hay que tener en cuenta que ningún producto de este tipo puede ofrecer una protección absoluta.

La ropa también bloquea o para los rayos solares nocivos UVA y UVB. Cuanto más oscura, más protectora será de los rayos solares. También los sombreros, gorras y el uso de las gafas siempre que tengan la mínima protección solar homologada, serán útiles para prevenir la lesión de los ojos y la piel. Cada uno de ellos por separado puede no ser suficiente para prevenir las lesiones por lo rayos solares.

Normalmente, la probabilidad de desarrollar un cáncer de piel es mayor en personas que presentan una gran cantidad de lunares que las que no.

Si presentas lunares debes tener un control sobre ellos, debes observarlos periódicamente y vigilar si mantienen la misma forma de costumbre o si hay cierto cambio en cuanto a tamaño o forma. En ese caso es recomendable que acudas a un dermatólogo para que pueda examinártelo.

Deja un comentario