Me he hecho un tatuaje y me arrepiento, ¿qué hago ahora?

Por ello, lo rudimentario del dibujo ya no suele ser excusa para querer suprimirlo en el futuro. Son muchos más los casos de arrepentimiento venidos de una decisión precipitada o poco razonada. Tatuarte por moda, por una persona que en ese momento es importante en tu vida y que luego deja de serlo, o sencillamente por someterte a la aguja de un no profesional con tal de ahorrarte unos euros suelen ser los principales motivos que te llevan a recurrir en un futuro a la eliminación.

El láser, la opción más recurrente

Varios estudios sostienen que más del 40% de las personas tatuadas desearán eliminarse su tatuaje en el futuro. Para ello, el láser es la solución más recurrida. Es posible que hayas oído hablar de él en algún momento. Algunos se aventuran a decir incluso que será el gran negocio del futuro. Aunque no todo el mundo sabe en qué consiste realmente su técnica.

Anuncios

Deja un comentario