‘Los Juegos del Hambre: En llamas’

Significativamente mejorada respecto a la primer entrega, esta inteligente propuesta cinematográfica basada en la trilogía literaria de Suzanne Collins, muestra sostén argumental, muy buenas interpretaciones, y mejores efectos.

[pullquote]El filme de Francis Lawrence sienta un precedente dentro de la lista de buenas adaptaciones de la literatura al cine[/pullquote]Los 146 minutos del film se consumen sin que el espectador los sienta apenas. La solvencia de Jennifer Lawrence (Katnis Everdeen) y  Josh Hutcherson (Peeta Mellark) para encarnar a dos jóvenes que deben soportar las miserias de un sistema en decadencia, pero que se resiste a caer, no se contradice con la trayectoria de ambos en la gran pantalla.

Pero no son sólo los dos protagonistas los que hacen que esta película dirigida por Francis Lawrence siente un precedente dentro de la lista de buenas adaptaciones de la literatura al cine. La historia misma de la saga tiene mucha tela para cortar.

Como si se tratase de una versión ultramoderna del colapso del sistema, por momentos es una crítica furibunda y sutil a un régimen que somete y excluye a una mayoría, y sobre todo, a la que no se debe permitir ni el más mínimo atisbo de resistencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.