Inicio Eros Gastrosexología: alimentos afrodisíacos y antilíbido

Gastrosexología: alimentos afrodisíacos y antilíbido

0
Gastrosexología: alimentos afrodisíacos y antilíbido

Comer es un placer ya en sí mismo, pero también puede repercutirnos (de manera positiva y negativa) en la práctica de otro gran placer: el sexo. Al igual que existen alimentos que estimulan el deseo sexual, también hay otros que poseen el efecto contrario y pueden acabar arruinando lo que se preveía como una gran noche. Ahí va una lista de ingredientes a incluir en tu próxima cena romántica y otra de los que debes evitar a toda costa.

[pullquote]Al igual que existen alimentos que estimulan el deseo sexual, también hay otros que poseen el efecto contrario[/pullquote]

 

Alimentos afrodisíacos

  • Bayas de Goji. En China se las conoce como las «bayas felices», ya que poseen multitud de nutrientes y propiedades. Actúan como superantioxidantes, poseen un contenido en caroteno mayor incluso que las zanahorias (lo que resulta muy beneficioso para la piel), y su cantidad en betasitosterol hace que sean consideradas un potente afrodisíaco natural.
  • Trufa. Griegos y romanos ya atribuían a las trufas fuertes virtudes afrodisíacas, e incluso llegó a estar prohibida durante algunas épocas por esta razón. Los responsables de esta propiedad son la androstenona y el androstenol, dos feromonas que contiene la trufa de forma natural y que son segregadas por el hombre. Las dos tienen el poder de aumentar la excitación sexual de la mujer, favorecer la fertilidad y regular los cambios de humor durante el ciclo menstrual. 
  • Sandía. Podría decirse que es el viagra natural, gracias a su contenido en citrulina. Este fitonutriente dilata los vasos sanguíneos y consigue llevar una mayor cantidad de sangre hacia el pene, tal y como haría cualquier medicamento contra la disfunción eréctil. Eso sí, donde se encuentra en mayores proporciones es en la corteza blanca. Además, la sandía contiene licopeno, que ayuda a prevenir el cáncer de próstata.
  • Espárragos. Sus propiedades afrodisíacas son conocidas desde hace siglos. En el XIX, por ejemplo, era costumbre servir espárragos a los novios la víspera de la boda, con el fin de estimular el deseo sexual y el vigor. Favorecen la producción de esperma y son ricos en ácido fólico, el cual aumenta la producción de histamina, que es necesaria para alcanzar el orgasmo.
  • Chile. El picante libera endorfinas, lo que produce un efecto similar a la excitación sexual. De hecho, provoca las mismas reacciones que cuando estamos frente a alguien que nos gusta, como taquicardias o exceso de sudoración. La capsaicina que contiene, además, estimula las terminaciones nerviosas.

 

Alimentos antilíbido

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.