Fuerza explosiva

¿Cómo entrenamos la explosividad?

Si quieres entrenar tu explosividad deberás aumentar tu hipertrofia muscular desarrollando las fibras blancas o lentas. Cuando realizas un movimiento son las fibras tipo I las primeras en acudir, estas fibras son débiles pero ideales para resistir pequeñas fuerzas durante mucho tiempo (la musculatura de los dedos al escribir o la de los brazos para conducir). Cuanto más utilices un músculo en tu día a día mayor será la proporción de fibras tipo I.

Sin embargo, cuando se requiere una fuerza mayor es cuando las fibras tipo IIa y seguidamente las tipo IIb se activan. La fuerza deberá ser lo suficientemente intensa como para reclutar este tipo de fibras. Te darás cuenta cuando al realizar un movimiento te fatigues rápido. Por ejemplo, al levantar cargar pesadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.