Food & Sex

Probablemente más de una vez hayas cogido un bote de nata de la nevera con el que untar a tu chica. ¿Y quién no ha usado la berenjena del Whatsapp como sustituta del miembro viril en una conversación subida de tono? Hay alimentos que tienen su propio erotismo, y que son utilizados como juegos eróticos o para dar placer sexual. Es lo que se llama sitofilia.

La versión más clásica de la sitofilia es la penetración con frutas o verduras con forma fálica, véase plátanos, calabacines, pepinos, zanahorias, mazorcas de maíz… Lo que vienen siendo consoladores de la madre naturaleza, de uso tanto individual como en pareja, hetero u homosexual. Otros alimentos, como las sandías o las famosas calabazas de la película Night on Earth, permiten ser penetrados haciendo un agujero del tamaño adecuado.

Las posibilidades son infinitas, y las prácticas sexuales van más allá del simple concepto de comer alimentos afrodisíacos. Clásicos potenciadores de la libido como el chocolate o la miel se extienden directamente sobre el cuerpo desnudo de la pareja, para poder lamerlos luego directamente sobre la piel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.