Las fluctuaciones continuas de peso podrían incrementar el riesgo cardíaco

Miles de personas cada día intentan bajar de peso acudiendo a dietas estrictas u otras herramientas que permiten una brusca pérdida de kilos, pero lamentablemente, muchos de esos kilos se recuperan poco tiempo después. Estas fluctuaciones de peso constantes no sólo desmotivan y frustran sino que además, podrían incrementar el riesgo cardíaco.

Un peso estable: objetivo ideal

Mantener el peso a lo largo del tiempo, con cambios de máximo dos o tres kilos más o menos sería lo ideal para cuidar la salud y sentirnos conformes con nuestro cambio de hábitos, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones esto no sucede.

Un reciente estudio publicado en la revista Circulation muestra que si bien el sobrepeso en la edad adulta se asocia a mayor riesgo cardíaco, los cambios de peso constantes o las caídas y aumentos de peso de forma cíclica se vincularon a un riesgo superior de muerte cardíaca súbita así como por enfermedad coronaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.