Hay factores que que llevan a la infidelidad: cómo reconocerlos

Rocío Dúrcal lo tenía claro: «Infiel, quien traiciona un gran amor es un infiel, el que tiene doble vida, la legal y la escondida aunque diga lo que diga, es un infiel«. A estas alturas de la película, engañar a tu pareja (ya sea novia/o o marido/mujer) parece haberse convertido en algo normal. Los motivos por los que ocurren son diversos: pérdida de interés, deseo de probar cosas nuevas, insatisfacción sexual, atracción por otra persona y un largo etcétera que se escapa, casi siempre, de tu control.

Si estás leyendo esto quizá sea porque piensas que tu compañero de viaje te está engañando, el infiel seas tú y no quieres ser descubierto o estés buscando información para que en tus futuras relaciones no te la peguen. Si tu media naranja te quiere poner los cuernos, lo va a hacer, y lo puedes ver venir o no. No obstante, hay unos cuantos y poderosos factores que aumentan considerablemente las posibilidades de que tu amor se acueste con otra persona.

Si tu padre lo hizo…

Cuando alguien se ha acostado con otra persona fuera de las relaciones maritales, es más probable que sean infieles de nuevo, aseguran Douglas Knopp y su equipo en el artículo publicado en ‘Archives of Sexual Behavior’. El estudio ha descubierto que las personas que lo hacen a menudo son más propensos a haber experimentado la misma situación en la relación de sus padres. Aunque no existen datos concretos para asegurarlo, tiene sentido ya que la familiaridad es un comportamiento que hace que sea más probable el suceso a través del aprendizaje social y educación.

Anuncios

Deja un comentario