En forma haciendo surf

El surf es una práctica muy antigua. Se tiene constancia de la existencia de esta actividad en la zona de la Polinesia hace aproximadamente 500 años.

Probablemente, su origen fuera una forma individual de transporte acuático de los indígenas nativos para pescar y desplazarse entre las microislas.

[irp posts=»98542″ name=»El surf no tiene límites»]

Hoy en día el surf está considerado un deporte cuyo objetivo consiste en deslizarse entre las olas sobre una tabla.

El surf se popularizó entre los jóvenes en Estados Unidos durante la década de los años sesenta, extendiéndose, poco después, por todo el mundo.

[¡GANA CON FORD UNA TABLA DE SURF!]

HASTA EL 12 DE OCTUBRE DE 2015 (CLICA AQUÍ)

En la actualidad esta actividad adquiere, cada día que pasa, más adeptos. Su práctica es habitual en casi cualquier playa del mundo que tenga unas buenas olas que tomar por los surfistas.

Entre los muchos beneficios que aporta la práctica del surf destacan los siguientes:

  • Es una fuente de actividad física constante. Puesto que el surf es un deporte que se desarrolla en el agua e implica varias etapas en su desarrollo, es un ejercicio muy completo. La práctica surfista requiere un compendio de ejercicios como: correr, nadar, y mantener el equilibrio y la coordinación constantes del cuerpo para tenerlo erguido sobre la tabla.
  • Es un excelente ejercicio aeróbico. Cualquier surfista que se precie no dejará escapar una buena ola, y si pare ello es necesario salir corriendo para llegar a ella, de buen agrado correrá y nadará sobre la tabla para alcanzar la ola deseada. El surf es un deporte con una alta dosis de ejercicio aeróbico. En los ejercicios aeróbicos se produce un aumento del ritmo cardíaco y de la respiración, con lo que se contribuye  a incrementar la resistencia física de los pulmones y el corazón.
  •  Mejora la coordinación y equilibrio. El surf exige a quien lo practica mantenerse en una tabla que se desliza sobre el agua, lo que requiere una coordinación máxima de todo el cuerpo. Existen varios momentos claves en los que la coordinación y el equilibrio son necesarios.
  1. En el momento de pasar de estar tumbados en la tabla  a estar de pie, también llamado Take Off. La coordinación de movimientos es necesaria para que  el surfista pueda adquirir la posición básica para empezar a surfear.
  2. Una vez que el surfista pasa a estar sobre la tabla, hay una serie de ocasiones en los que éste tiene que hacer los movimientos necesarios para tomar, mantenerse y salir de la ola adecuadamente. La coordinación para hacer bien estos movimientos dependerá básicamente de la experiencia y pericia del surfista.

  • Desarrolla la fuerza de brazos y piernas. Durante todo momento el surfista tiene que llevar el peso adicional de la tabla. Dependiendo del tamaño y material con el que esté hecha la tabla variará el peso de ésta. Existe una gran variedad (hasta nueve diferentes) de tipos de tablas de surf, según el estilo de surf que se vaya a practicar y la habilidad del surfista. Pero para hacerse una idea, una tabla evolutiva puede llegar a pesar hasta siete kilos. Un peso más que considerable para fortalecer los brazos si se practica la actividad durante varias horas. Por otro lado, el nado y el tratar de mantenerse el equilibrio sobre la tabla implican el trabajo de todos los músculos del cuerpo, y especialmente de zonas como glúteos, abdominales, cuádriceps y gemelos.
  • Mejora la concentración. Surfear requiere estar en todo momento atento a un buen número de elementos como: no perder el equilibrio, ver qué trayectoria toma la ola, o mantener el control sobre la tabla. La concentración juega un importante papel para conseguir llevar el control de la situación durante toda la ejecución de la actividad.
  • Descarga de adrenalina. En el surf además de un esfuerzo físico hay una intensidad emocional provocada por el deseo de mantenerse en la ola y no perder el equilibrio. Este estado produce una descarga de adrenalina, que ayuda al cuerpo a sentirse relajado de las tensiones acumuladas.
  • El surf es una buen forma de estar en contacto con la naturaleza. A diferencia de otros deporte que se realizan en recintos cerrados, el surf es una actividad que se practica al aire libre y en un entorno natural. Existen piscinas que hacen olas artificiales en las que se puede practicar surf, pero la esencia de este deporte es realizarlo en mar abierto. Como cualquier deporte realizado al aire libre, el deportista tiene que aprender a relacionarse con el medio y entorno que le rodea.

En conclusión, el surf es un deporte completo que aporta una gran cantidad de beneficios a quienes lo ponen en práctica. Si tienes la suerte de vivir cerca del mar en una zona propicia para surfear, no lo dudes, y pon rumbo hacia las olas.

Deja un comentario