El triunfo del Mazda CX-5 D

Los gustos y tendencias también experimentan notables cambios en el segmento del motor urbano y familiar. Hasta hace poco tiempo, las berlinas y monovolúmenes eran las referencias por excelencia del favoritismo familiar. Actualmente, los datos muestran que los todoterrenos de tamaño medio se han posicionado como los más deseados por este importante y exigente público.

Algunos de los elementos que han contribuido a inclinar la balanza a favor de los todoterrenos es que estos ofrecen mayor espacio interior que las primeras, la seguridad de una conducción elevada, una imagen más atractiva que transmite robustez, una versatilidad que permite una adaptación mucho mayor a los diversos estilos de vida de la familia actual, ya sea para salir al asfalto diariamente o superar una nevada copiosa.

En este contexto, son varios los candidatos que se disputan la primacía de ventas y aceptación en este segmento de todoterrenos livianos, pero hay un solo vencedor: El Mazda CX-5 D 4×2. Los derrotados, también de gran mecánica y prestaciones: Ford Kuga, Hyundai Santa Fe y Toyota RAV4.

Todos están dotados de motores turbodiésel, cambio manual de 6 marchas, y tracción delantera (4 x 2). Pero la tradicional marca japonesa gana la partida por una línea con estilo bien definido y altamente atractivo, un interior práctico y cómodo, proporcionado por el maletero y la capacidad general, y por supuesto, el mejor motor.

Como si todo esto fuera poco, la victoria de Mazda también se sostiene sobre una conducción ágil, sencilla, y altamente eficaz. A pesar de tener que lidiar con duros competidores, el Mazda CX-5 D 4 x 2 cuenta con el mejor motor de los cuatro, específicamente un 2.2 de 150 C.V, y por consiguiente, uno de los diésel mejor dotados de su potencia.

Asimismo, los dos turbos del Mazda regulan con máxima solvencia las distintas revoluciones; cuando estas son bajas, empuja como los mejores diésel, y por encima de las 5000 sube con brío como si  su propulsión fuese de gasolina.

No cabe duda de que el Ford Kuga, el Hyundai Santa Fe y el Toyota RAV4 atraparán una porción de mercado considerable, pero nada puede cambiar que para los expertos del motor, el todoterreno Mazda CX-5 D 4 x 2 ocupa el centro del podio y es el que descorcha el champagne.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.