La dosis marca la diferencia entre la vida y la muerte

En seres humanos adultos bastan entre 0,75 y 3 gramos de sal por kilo de peso para matar a alguien. Si lo consideramos a la baja (0,75 gramos), una persona de 80 kilos de peso puede morir con solo 60 gramos de sal ingeridos de golpe!!!!! Una cucharada sopera de sal ya son 15 gramos así que la leyenda urbana puede ser cierta en algunos casos: cuatro cucharadas de sal pueden matar. Probablemente haga falta más, pero es mejor no arriesgarse a probarlo.

En países como Reino Unido cada adulto ingiere alrededor de 11 gramos de sal al día, de los que el 75% proviene de alimentos procesados. La cuestión es que la mayor parte de esa sal se suele eliminar con el agua que ingerimos.

La sal no solo es letal en estado puro. Algunos alimentos muy ricos en cloruro sódico pueden ser igualmente peligrosos. En 2011, la revista médica Journal of Forensic and Legal Medicine informó del caso de una mujer japonesa de 55 años diagnosticada con depresión que se suicidó bebiéndose una botella de salsa de soja. Los síntomas de la hipernatremia aguda incluyen convulsiones, edema cerebral y coma.

Anuncios

Deja un comentario