La dosis marca la diferencia entre la vida y la muerte

Una lata de refresco tiene alrededor de 40 gramos de azúcar. Para alcanzar una dosis media letal de azúcar a base de Coca-Cola por ejemplo habría que tomarse 38 latas de refresco o algo más de 7 botellas de dos litros. Una auténtica locura.

La lista de problemas de salud derivados de una dieta rica en azúcar va desde las caries a la obesidad, la diabetes, los problemas hepáticos o incluso el cáncer de páncreas.

  • Sal: 4 cucharadas soperas

De la más dulce de las muertes a la más salada. ¿Cuánta sal haría falta para matar a una persona? Pues, en este caso, la verdad es que bastante poca. Hay una buena razón para no beber agua de mar, y es que la sal es especialmente tóxica en dosis relativamente pequeñas. La dosis letal (ingerida) LD50 en ratas es de 3.000 miligramos de sal por kilogramo de peso corporal.

Anuncios

Deja un comentario