La dosis marca la diferencia entre la vida y la muerte

Dicho de otra manera, la mitad de sujetos que asumen esta dosis masiva podrían morir. Se calcula sobre una persona adulta de unos 75 kilos de peso.

  • Cafeína: 93 cafés «espresso»

Para los que no podemos vivir sin esta bebida, la cantidad de café necesaria para que la cafeína (el principio activo del cafe) alcance una dosis letal es elevadísima.

Una taza pequeña de café espresso (de 240 ml) tiene entre 65 y 120 miligramos de cafeína. La diferencia se debe a las distintas variedades de esta semilla y su forma de preparación. En definitiva, si asumimos que estamos tomando un café flojo (65 miligramos por tacita) una persona de 75 kilos podría morir con 173 tazas de café. Si el café es potente (120 miligramos), bastan 93. Así que la dosis letal se traduce en un número entre 50 y 200 tazas de café.

Entre los síntomas de una intoxicación aguda por cafeína están temblores, vómitos, taquicardia, arritmias o hiperglicemia.

Anuncios

Deja un comentario