Dieta después de un atracón

Maldita fiesta, maldito cumpleaños, malditas navidades, malditas vacaciones… A veces el desinhibirnos trae consecuencias, sobre todo si estás intentando controlar la alimentación.

Piensas: “Jo, con lo bien que me iba durante dos semanas, esa noche en aquella casa rural me ha hecho recuperar todo el peso perdido”.

¿Es cierto? ¿Es posible que recuperemos en una sola noche los dos kilogramos que hemos conseguido perder en dos o cuatro semanas? ¿Te sientes culpable cuando te sales de lo establecido? ¿Te compensa?

Es complicado mirar a largo plazo cuando deseas que algo cambie en el momento. Y los sentimientos de culpabilidad salen a flote cuando te atiborras en esa comida de año nuevo, ese cumpleaños, en aquella boda o en esa despedida.

Sin embargo, salirte de vez en cuando de lo planeado no conlleva riesgos tan significativos como para tener que compensar los extras calóricos que has llevado a cabo durante unas horas.

Deja un comentario