Los desafíos sexuales a los que se enfrentan las parejas en el dormitorio

El noviazgo no siempre es sinónimo de buenas relaciones sexuales.  La novedad deja de serlo y eso se convierte en problemas en la cama. Llega un momento en el que prefieres salir de copas, ver una serie o darte un baño a solas antes que practicar sexo con tu pariente. Y cuando ese instante llega hay que tomar medidas o, al menos, identificar que hay un problema que debes arreglar. ¿Te sientes identificado con estas líneas?

«Las parejas suelen sentirse mal cuando aparecen problemas en su vida sexual. Puede ser aburrimiento o cansancio, pero es importante recordar que estas dificultades son comunes y que la mayoría de las parejas pasa por ellas. La buena noticia es que ser honesto y estar dispuesto a reavivar la llama te ayudará a encontrar soluciones», asegura Lauren Zander, coach de parejas, a ‘Men’s Health’, tras detallar los desafíos más comunes a los que se enfrentan las parejas en el dormitorio.

1) «Estamos cansados ​​para tener sexo»

Puede haber momentos en los que se está emocional o físicamente cansado para tener relaciones sexuales. Pero para la mayoría de la gente, el agotamiento es a menudo una tapadera para la pereza, asegura Zander. «Si sacas tiempo para ver Netflix o para perderte en las redes sociales, sin duda puedes dejar 30 minutos diarios para tener sexo».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.