Fruta y buena cara

Somos lo que comemos y nuestro cuerpo es el reflejo de nuestra salud química interna.

[pullquote]La ingesta adecuada de carotenos otorgan un color más saludable en la piel[/pullquote]Según un estudio de la Universidad St. Andrews (Escocia), «la piel está continuamente expuesta a oxidantes ambientales como la radiación ultravioleta, el tabaco y el ozono», además el estrés emocional, el sedentarismo y la falta de tiempo para uno mismo provoca con el paso del tiempo una mirada marchita con una piel desaborida.

Pues bien, los investigadores de este estudio publicado en la revista Plos One, demostraron que la cantidad de carotenos presentes en la dieta guarda una relación muy estrecha con el buen color de cara que podamos lucir.

El consumo de 500 mg de carotenos, suplidos con dos piezas de fruta o verdura, serán suficientes para mejorar el color de nuestra piel pálida, agrietada o amarillenta y disfrutar de otra un tanto más viva y sonrosada.

Deja un comentario