Escoge bien tu gimnasio

Para elegir un buen gimnasio hay que tener en cuenta muchos aspectos y no únicamente el económico. A continuación te vamos a exponer cuáles son, según nuestro criterio, los cinco puntos que deberías tener en cuenta a la hora de elegir sala de entrenamiento:

  1. Relación calidad-precio. Hay muchas ofertas a buen precio que no son lo que parecen. Por ejemplo, no especifican que, además de la cuota mensual, aparte, hay que pagar tasas de matriculación, o que para asistir a ciertas clases hay que desembolsar un extra. Antes de firmar tu suscripción infórmate bien.
  2. Procura tener fácil acceso a tu sala de entrenamiento. Si tu gimnasio está lejos de tu domicilio o centro de trabajo, se puede convertir en la excusa perfecta para no ir. Intenta que el local esté cerca de tu hogar o de donde trabajas para que desplazarte no te suponga un esfuerzo.
  3. Busca monitores profesionales Asegúrate de que la persona que te va a supervisar es un profesional en su materia. Un buen monitor debe explicarte bien los ejercicios, corregirte si haces alguna cosa mal, y asesorarte correctamente siempre que lo necesites.
  4. Mira que la sala y el equipamiento estén en condiciones óptimas. Procura que la sala sea confortable, y que te sientas a gusto en ella.  Observa que haya material suficiente para todos los usuarios, y que las instalaciones y máquinas tengan un correcto mantenimiento.
  5. Siéntete a gusto. Comprueba que los monitores y compañeros están dispuestos a echarte una mano siempre que lo necesites. Al fin y al cabo, un gimnasio es un centro en el que además de desarrollarte físicamente tendrás la oportunidad de hacerlo socialmente.

Si logras que se cumplan estas cinco premisas en tu elección, probablemente tu gimnasio termine convirtiéndose en un segundo hogar para ti.

Deja un comentario